Ahorrar en tus lavados

Todos sabemos que el agua es un bien escaso. Por mucho que creamos que se trata de un recurso del que disponemos en abundancia, la realidad nos enseña precisamente todo lo contrario. Gastar menos agua es en nuestros días una necesidad, no sólo por una cuestión medioambiental, sino asimismo por una cuestión de la viabilidad de la economía familiar. En los últimos tiempos hemos visto como las campañas que se han impulsado desde las instituciones para gastar menos agua han funcionado verdaderamente bien, pero no hay que bajar la guarda y hay que tratar de poner freno al eventual alto consumo familiar.

En una casa o bien apartamento hay una serie de electrodomésticos, como la lavadora, que son los responsables de que a final de mes la factura del agua pueda dispararse o bien no. En la actualidad casi todos hemos interiorizado pequeños ademanes que nos hacen gastar menos agua: cerrar el grifo mientras que nos enjabonamos en la ducha o nos cepillamos los dientes, etcétera El consumo de agua en los domicilios está en mínimos históricos, pero todavía podemos gastar menos agua si tomamos una serie de medidas con respecto al lavado de la ropa, por refererir un caso.

La primera medida que tienes que tomar para gastar menos agua con la lavadora es adquirir un modelo que cumpla con todas las certificaciones de ahorro energético y de consumo. En los últimos tiempos los primordiales fabricantes de lavadoras han conseguido desarrollar modelos muy innovadores que con una menor cantidad de agua y de electricidad consiguen hacer la colada de forma económica y eficiente. En las tiendas de electrodomésticos hallarás diferentes sellos de garantía de los fabricantes en cuanto al ahorro de agua y al ahorro energético.

Lavadora con buena certificación energética

No cabe duda de que estos modelos de lavadoras que te dejan gastar menos agua son un poco más costosos que los demás. Pero si sacas la calculadora vas a ver que a pesar de la diferencia de coste, vas a amortizar el precio del electrodoméstico en muy poquitos meses. La diferencia en el costo está más que justificada, en especial si tu familia es abundante y te tocará poner múltiples lavadoras de ropa sucia cada semana.

Una de las claves para gastar menos agua al poner la lavadora reside en la organización. Durante los días de la semana amontonamos muchas prendas sucias, y realmente vale la pena clasificarla para poder realizar el mínimo número de lavadoras para poder economizar. En este sentido, una buena recomendación es separar la ropa por colores (clara u obscura) y por género de género (algodón, sintético, lana, etc.. Con esto podremos escoger el ciclo de lavado más oportuno para el género de ropa.

Si nos organizamos de la forma adecuada, no solo vamos a poder gastar menos agua sino además de esto nuestra ropa se estropeará menos y durará más. En este sentido, una buena práctica que podemos llevar a cabo en casa es intentar unir el máximo de prendas de ropa conforme con la capacidad de la lavadora. La mayor parte de las lavadoras automáticas ofrecen programas de lavado para media carga, pero todavía de esta manera, el consumo de agua no es precisamente la mitad, sino está un tanto por encima.

Cuanto más grande más gasta.

En el momento de plantearnos gastar menos agua con nuestra lavadora, deberíamos pensar en cuántas personas vivimos en el domicilio, y cuántas coladas vamos a efectuar semana a semana. En función de esto podremos escoger entre una lavadora de menos de seis kilogramos para una casa donde vivan dos personas y hagan menos cuatro lavados semanales, o una lavadora de siete-ocho kilogramos de carga para una familia de 3 o cuatro miembros para entre 4 y seis coladas semanales, o una lavadora de más de nueve kilos de carga para una familia de más 4 miembros con más de 6 lavados a la semana.

¿8 Kilos? ¿Es suficiente?

En el mercado encontramos lavadoras para empleo familiar de hasta 16 kilos o bien más. Obviamente, las lavadoras con más capacidad cuestan más dinero, y además de esto, gastan mucha más energía y agua en cada colada. En consecuencia, en el momento de escoger qué modelo de lavadora adquiriremos, hay que pensar por adelantado y prever cuantas lavadoras pondremos cada semana para economizar lo máximo posible y de este modo gastar menos agua.

Cuando hemos escogido la lavadora que precisamos para gastar menos agua, tenemos que darle los cuidados precisos para alargar la vida útil del electrodoméstico y prevenir las averías. Si sostenemos la lavadora en buen estado, el electrodoméstico va a funcionar al máximo de su rendimiento y conseguiremos obtener la máxima limpieza con el menor consumo de agua. Por otra parte, si no cuidamos nuestra lavadora, esta rendirá por debajo de sus posibilidades y prestaciones.

Cuida tus electrodomésticos

Por esta razón hay que prestar mucha atención a las cualidades del agua del grifo que tenemos en casa, en tanto que un agua con un exceso de cal podría dañar la parte mecánica de la lavadora transcurrido el tiempo. Las averías que se producen por la acumulación de cal en la lavadora son realmente difíciles y costosas de arreglar. Si el agua del grifo de nuestra ciudad o bien pueblo es demasido dura, debemos buscar soluciones. La mejor solución es instalar un descalcificador de agua.

Mantenimiento adecuado

De cara a progresar el mantenimiento para gastar menos agua, es esencial que nos fijemos bien en el estado del filtro de la lavadora. Otro consejo es utilizar la cantidad justa de jabón. A veces equivocadamente usamos más jabón del necesario, lo que lleva a la lavadora a tener que emplear más agua de la necesaria para disolver mejor los tensioactivos del jabón. También merece la pena revisar, en ocasiones, el estado del tambor de la lavadora, de las gomas y del cajetín. Si sigues todos estos consejos, vas a poder exender la vida de la lavadora ahorrando en la factura del agua.

1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas (1 votos, media: 4,00 sobre 5)
esperandoCargando…