Trucos para eliminar la cal en el baño

Está en casi todas las casas. Y si no, debería. Es mano de beato para más inconvenientes y labores de los que te imaginas, y hoy nos lo vamos a llevar al baño para comprobarlo. Consigue asimismo vinagre.

Inodoro

Pese a que los sanitarios son de porcelana y tienen un acabado resistente a las máculas, el inodoro es muy susceptible de adquirir coloración con el tiempo. El hecho de que tenga agua continuamente, y parada, provoca el aparecimiento de zonas amarillentas que dan la sensación de suciedad.

Limpiarlas puede parecer fácil si usas químicos o substancias corrosivas, mas cuidado: estos productos aparte de ser malos para piel, ojos y nariz, corroen poco a poco la cerámica y dañan las tuberías. Hay que evitarlos.

Lo primero semeja lógico, pero no siempre se cumple: tira de la cisterna de cada vez que utilices este lugar sagrado, y transmite esta costumbre a los peques. Para las aguas menores, casi todas las cisternas vienen equipadas ya con una descarga ligera. Además de esto, establece esta rutina semanal de limpieza: espolvorea el inodoro con una taza de bicarbonato de sodio, déjalo descansar unos 30 minutos, y echa un chorro de vinagre. Después friega la zona con un cepillo de baño y ¡listo!

Bañeras y Platos de Ducha

Si ves una línea de suciedad cerca de tu bañera o lavabo, puede tratarse de la mayor de las ironías de tu aseo: que sea jabón.

Hasta en la casa más limpia puedes encontrar restos de él amontonados en los sanitarios. Son el resultado de nuestros aceites anatómicos mezclados con la grasa del jabón, creando una materia pegajosa que tiende a acumularse allá por donde pasa.

¿Cómo evitarlo? lo ideal es que toda vez que emplees alguno de estos sanitarios los aclares bien a fin de que no se acumule esta materia grasa. Pero si los restos persisten, puedes fabricarte una masa con bicarbonato y limpiador de vajilla, y fregar la zona con ayuda de un estropajo. Si precisas más potencia, apunta la fórmula mágica:

Descubre todos los usos del bicarbonato sódico para limpiar en tu hogar de la mano de nuestro mejor profesional del hogar, Salvador de la Casa de Reparalia-sesenta miligramos de bicarbonato

-120 ml de vinagre

-200 ml amoníaco

En un cubo con agua caliente. Antes de seguir, ventila el espacio para esto, recuerda que el amoniaco es perjudicial para los pulmones. Y por supuesto, ponte guantes.

Mamparas de Cristal

Son bien elegantes, sí, pero tienen una querencia a mancharse que no es normal. Puedes usar limpia cristales, mas si echas un tanto de bicarbonato de sodio en un estropajo suave, vas a ver con qué facilidad las limpias y qué brillo logras. Para un acabado profesional y libre de pelusa, puedes emplear también una espátula limpia cristales.

Devolviendo el brillo perdido

El agua parada provoca máculas en los sanitarios, que realmente no son semejantes sino más bien minerales amontonados. De aquí vienen las máculas de cal que suelen aparecer en los lavatorios y en los anuncios de T.V.. Con lo que no es una historia legendaria urbana ni una disculpa para venderte productos, sino más bien una realidad que puedes solucionar con…. preciso, bicarbonato de sodio.

Vuelve a preparar nuestra masilla mágica de bicarbonato y vinagre. Aplica una buena capa por encima, déjala reposar dos horas y, cuando aclares, saluda de vuelta a tu querido brillo perdido.

Limpiar la alcachofa

Descubre todos los usos del bicarbonato sódico para limpiar en tu hogar de la mano de nuestro mejor profesional del hogar, Salvador de la Casa de ReparaliaMe encanta que ciertos llamen de este modo al micrófono de la ducha. ¿De qué forma qué micrófono? ¡Puesto que el de cantar mientras que te lavas! Si notas que las pequeñas aperturas por las que sale el agua comienzan a atascarse con estos minerales amontonados, tu potente chorro de voz mañanero no será el mismo… recupera su limpieza y de paso tu brillo. Hay 2 opciones:

1.- Si puedes desenroscar

Déjala una hora en un cubo con bicarbonato (12mg) y vinagre (235ml). Cuando la vuelvas a poner en su sitio, abre el agua caliente y déjala correr un rato. Voilà.

2.- Si está fija

Pon esa mezcla dentro de una bolsa de plástico gruesa y resistente, sujétala con una goma a la alcachofa en su situación original y sumérgela en agua. Una hora después, aclara cuidadosamente y agua caliente. Chapeau!

Noticias Importantes:

Cómo poner un descalcificador sin sal

 

1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas (2 votos, media: 5,00 sobre 5)
esperandoCargando…