Agua de calidad para prevenir enfermedades

Las enfermedades renales son motivo de gran preocupación para nuestras autoridades sanitarias, de esta forma como para los pacientes. Conforme diferentes estudios académicos, la pre-valencia de las enfermedades renales crónicas en personas maduras -de cerca de los sesenta años de edad- es del diez con seis por ciento . Frecuentemente se asocian las enfermedades nefríticos crónicas con la hipertensión arterial y con la diabetes mellitus del tipo dos.


Los médicos señalan que la prevención resulta esencial para frenar las enfermedades renales, y el agua puede ser una poderosa herramienta para evitarlas o cuanto menos retrasarlas. La OMS (OMS) asegura que las enfermedades renales ocasionan en el mundo entero en torno a novecientos muertes cada año. En la lista de principales causas de muerte en el mundo, las enfermedades nefríticos ocupan el puesto número veinte.


Simplificando el mensaje, podríamos decir que los riñones actúan como si fueran una depuradora de agua, ya que filtran y liberan la sangre de sustancias tóxicas y la devuelven limpia al organismo. Mas la función más importante de los riñones es que sostiene controlada la proporción de agua en nuestro cuerpo. Una persona que no padezca enfermedades renales eliminará generalmente el exceso de agua y evitará eliminar el agua que precisa, porque el cuerpo lo va a hacer naturalmente.

Los riñones – Depuradora Natural de nuestro cuerpo.

Además, los riñones tiene otras funciones auxiliares que son muy importantes para el normal funcionamiento del cuerpo humano. Por poner un ejemplo, son fundamentales para la capacitación de la eritropoyetina (EPO), que estimula la capacitación de glóbulos colorados en la medula ósea y cuya ausencia provoca la anemia. Los riñones asisten a regular también la tensión arterial a través de el control del agua del organismo, como del sodio y de las hormonas reguladoras de la tensión. Asimismo se hacen cargo de la capacitación de la vitamina D activa desde la que tomamos con el sol y los alimentos, como de regular la concentración del calcio y del fósforo en los huesos.
Por ende, con independencia de la edad que tengamos y de que presentemos síntomas o bien no, preventivamente deberíamos beber una cantidad conveniente de agua cada día, en tanto que resulta esencial para que los riñones hagan bien su trabajo y podamos eliminar los residuos que se acumulan en nuestro cuerpo y eludir de este modo las enfermedades nefríticos. Mas al margen de la cantidad de agua, que tiene que ser de en torno a 2 litros, es esencial que prestemos atención a la calidad del agua.

Composición del agua

Agua de mineralización débil para eludir las enfermedades renales.
De preferencia, conforme señalan los expertos, contra más mineralización tenga el agua, más deberán trabajar los riñones y otros órganos vitales internos. De ahí que sea totalmente recomendable rebajar la mineralización del agua, bien eligiendo un agua de mineralización débil o bien instalando en nuestro domicilio algún sistema tipo ósmosis inversa con el que prevengamos las enfermedades renales y mejoremos la calidad para cocinar y para tomar.
La osmosis inversa es una tecnología utilizada desde hace más de 40 años, que consiste en hacer pasar el agua a través de una membrana semipermeable capaz de retener el exceso de sustancias disueltas que hay en ella (entre 80 y 90% ). Es un proceso natural, comparable al trabajo que efectúan los riñones para purificar la sangre. Este sistema se ha empleado de forma tradicional en la enorme industria, mas en nuestros días se han abaratado los costos de esta tecnología y es sencillamente acomodable a cualquier hogar y a unos precios muy razonables.
Los sistemas de osmosis inversa para los hogares disponen de microfiltros que logran eliminar las impurezas que se hallan en suspensión en el agua. El agua atraviesa un filtro de lignito activado cuya misión es la de suprimir el cloro disuelto, además del mal gusto y los malos olores, y llega después a la membrana de ósmosis que es el corazón de todo el sistema. Por la presión del circuito, las gotas de agua atraviesan la membrana osmótica y son guardadas en un depósito. El 80 – 90 por ciento de estos elementos sobrantes son eliminados a través del desagüe pasando anteriormente por un sistema anti bacterias como medida de seguridad. Gracias al grifo puesto en la pica pueden usar el agua del depósito entre cinco y siete litros de una sola vez según presión.

Tomar 2 litros de agua día a día

La importancia del agua en la prevención de enfermedades nefríticos es fundamental. Conforme indican los expertos, si quieres que tus riñones estén en buen estado y efectúen sus funciones de manera correcta, tienes que beber una cantidad diaria de agua de alrededor de 2 litros. Esta cantidad es orientativa y corresponde al consenso al que los especialistas han llegado. Uno de los consejos que los médicos y especialistas acostumbran a dar es el de comenzar el día tomando un vaso de agua. Existen algunos estudios que avalan y respaldan la costumbre de beber un vaso de agua en ayunas, solamente levantarse, para activar las funciones de los riñones.
Finalmente, la meta de tomar una cantidad de 2 litros de agua, y que esa agua sea de calidad, es el de asistir a resguardar a los riñones de las patologías renales. Cuando padecemos una enfermedad y riñones no funcionan bien, es decir, no realizan el trabajo de manera eficaz y se producen perturbaciones en todas las funciones que le son propias. Para detectar las enfermedades nefríticos es conveniente realizar análisis de sangre para conocer si se trata de una enfermedad nefrítico aguda o bien crónica.

Esperamos que con esto tengas una mejor idea no solo de la importancia de tomar agua, sino intentar que esta sea de la mejor calidad posible. Cuidarte y beber agua de calidad te asegura una mejor calidad de vida en términos generales, aunque recordar que no todo se soluciona bebiendo agua.

También destacar que el cuerpo es inteligente, cuando este necesite agua te lo dira, tendrás sed, pero siempre estar antentos a la actividad que estamos realizando, si hacemos deporte, si sudamos mucho, si no hemos bebido nada en horas, etc. Aunque el cuerpo nos de señales nosotros debemos hacer caso y actuar según lo que el cuerpo necesita y nos pide.

1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas (1 votos, media: 5,00 sobre 5)
esperandoCargando…