¿Qué es la ósmosis inversa? Tratamiento del agua potable

Entre todos los sistemas de tratamiento de agua para beber, que existe en el mercado hoy día, el que mejor servicio nos ofrece es la tecnología de ósmosis inversa. Hablamos de una tecnología para tratar el agua de nuestras cañerías, logrando eliminar cualquier substancia contaminante que se halle en el agua, gracias a esto podemos decir que mejoramos su sabor a la vez que evitaremos los malos olores.


A la vez que debemos destacar que esto puede suponer un inconveniente en regiones donde el agua corriente es muy dura (sobre todo en la comunidad de Valencia). Este tratamiento consiste en que el agua pase por una especie de filtro que atrapa los restos sólidos y que acostumbran a ser los que provocan el mal olor y sabor.
En referencia a la ósmosis la podemos acotar como un proceso por el que una disolución de líquidos quedan separados gracias a una pequeña membrana semipermeable que permite el paso de los disolventes, pero no de los solutos.

Presión osmótica para separar el agua pura de los residuos y bacterias

La ósmosis inversa consiste, simplemente, en invertir este proceso natural aplicando la tecnología y el conocimiento. Se trata de producir una presión exterior, que sea superior a la presión osmótica natural, que permita que el agua con mayor concentración de sólidos disueltos atraviese la membrana y pase a la zona donde está la solución más desleída. Así conseguimos separar el agua pura de todos los demás elementos que están disueltos en ella. La presión osmótica que deberemos aplicar va dependiendo del género de soluto y de su concentración, de forma que el líquido que conseguiremos tras el paso por la membrana va a estar libre tanto de sólidos disueltos como de microorganismos de los que queremos presencindir.

Este proceso es el que habitualmente se emplea para lograr la mejor calidad de agua para el consumo humano, pero tiene muchas aplicaciones a nivel industrial. Por ejemplo, lo emplea la industria alimenticia para fabricar concentrados de zumo, y la industria química para fabricar pinturas.
El sistema de ósmosis inversa familiar es el que se emplea para obtener la mejor agua para el consumo humano. Para ello, se emplea una membrana a través la que hacemos circular el agua. La membrana permitirá el paso de las moléculas de agua pura a través de ella y esta agua será llevada a un depósito de acumulación para entonces ser consumida. El agua excedente con todas las partículas que contenía el agua será llevada directamente al desagüe. Con este sistema de tratamiento del agua vamos a poder separar casi el 100 por cien de las sales disueltas, de los sulfatos, de los fluoruros, de los nitratos y de las bacterias, virus y hongos.
La membrana de la ósmosis inversa es de naturaleza microporosa, por lo que bloquea las impurezas. Gracias a las investigaciones en los materiales para las membranas, se ha conseguido en los últimos tiempos un notable avance en la efectividad de los sistemas de filtrado que permiten la separación de substancias tanto orgánicas como inorgánicas con tamaños poco a poco más pequeños, con lo que la mejora en la calidad final del agua es notable. Frecuentemente las membranas de ósmosis inversa están en un contenedor al que se le denomina módulo de osmosis inversa.
Este contenedor debe estar fabricado con unos determinados materiales, en tanto que tiene que soportar grandes presiones, por lo cual debe ser muy resistente. En estos contenedores distinguiremos claramente la toma para el agua de entrada, una toma para el agua osmotizada y una salida para los concentrados.

Partes del sistema de ósmosis inversa.

Los equipos de depuración de agua a través de sistemas de ósmosis inversa familiar siempre y en toda circunstancia llevan incorporados un conjunto de filtros que están orientados a mejorar la efectividad del sistema de filtrado, lo que contribuye a mejorar calidad del agua y a extender la vida del equipo protegiendo la membrana, que es el factor clave en este sistema de purificación de agua.
Uno de los filtros que siempre y en todo momento encontramos es el filtro de sedimentos, tiene por objetivo retener aquellas partículas que se hallan en suspensión en el agua. Este filtro bloquea el paso de estas partículas e impide su paso a la membrana de ósmosis y al resto de componentes de los que forma parte el equipo de ósmosis inversa doméstica. Además del filtro de sedimentos hay un filtro de lignito prensado, cuya misión es suprimir todo el cloro que el agua contiene, aparte de otros componentes o bien sustancias que ocasionalmente puedan ser el foco del mal fragancia o bien del mal sabor del agua. Este filtro es uno de los más esenciales porque protege a la membrana de la acción corrosiva del cloro. Además del filtro de lignito prensado hay otro filtro de carbón granulado, cuya función es suprimir un elevado número de metales pesados que puede contener el agua y evitar gran parte del agua de rechazo que se marcha de manera directa al desagüe.
La pieza más importante de todos y cada uno de los sistemas de purificación de agua mediante ósmosis inversa es, evidentemente, la membrana.Es la pieza clave ya que es el elemento filtrante más importante, porque debe aguantar toda la presión osmótica a la cual la sometemos. El material con el que se fabrican las membranas para la ósmosis inversa son el acetato de celulosa y las poliamidas. Resulta conveniente repasar el estado de los filtros que antes se han descrito para poder proteger de manera adecuada a la membrana y dejar que el sistema funcione con la eficiencia que precisamos.
De todas formas, los sistemas de tratamiento de agua mediante ósmosis inversa acostumbran a contar con un postfiltro remineralizador, cuyo objetivo no es otro que eliminar los posibles malos olores o sabores del agua que sale de la membrana, como regular el PH del agua de salida. Finalmente, el agua apta para el consumo va a un acumulador de agua purificada, y la parte del agua que contiene restos se rechaza.

La mejor tecnología a tu alcance

Las ventajas de la ósmosis inversa familiar son indiscutibles. Si como consumidor aspiras a tener en casa el agua de la máxima pureza posible, la osmosis inversa es hoy día la mejor tecnología que se puede aplicar en el ámbito doméstico para poder proporcionar a tu familia el agua del mejor sabor y con la mayor garantía en términos de salud y bienestar.
La ósmosis inversa se desarrolló hace muchas décadas. Científicos de la NASA desarrollaron la ósmosis inversa a fin de que los astronautas lograran reciclar el agua y la pudieran volver a usar en las naves espaciales. Obviamente, en los últimos años esta tecnología ha mejorado notablemente y se ha popularizado llegando hasta los hogares, hasta el punto de que en nuestros días los sistemas de ósmosis inversa doméstica son más asequibles y marchan con mayor fiabilidad.

Eliminar el 100% de virus y metales pesados

En la actualidad, muchos hogares gozan ya de agua limpia, pura y segura para todos los integrantes de la familia. El agua del grifo en muchas ocasiones no cumple las esperanzas de sabor y de pureza que como usuarios y ciudadanos necesitamos para nuestro bienestar y salud. La ósmosis inversa doméstica es la solución más adecuada para gozar en tu casa de un agua de calidad perfecta.
Y es que, si analizamos el agua del grifo en el microscopio veremos que hay sustancias que pueden ser dañinas para nuestro organismo.Algunas de las substancias que podemos hallar en el agua que llega a través del grifo a casa son el cloro, el plomo, el magnesio, el mercurio, el flúor, etc…
Los equipos de ósmosis inversa familiar suprimen todas y cada una estas substancias, con lo que si instalas un equipo de este sistema vas a poder disfrutar de agua sana y pura para toda la familia desde el primer día.

Agua de calidad para cuidar tu salud y bienestar

La ósmosis inversa doméstica te permite disfrutar en casa de agua del grifo que es ideal para beber y cocinar. El agua que consigues tiene una mineralización baja (<100ppm). Conforme la OMS, el agua de estas peculiaridades es la más aconsejable para la salud y el bienestar de todos y cada uno de los miembros de la familia.
Además de ser ideal para cocinar y tomar, el agua que obtienes a través de la ósmosis inversa doméstica es considerablemente más diurética. Los doctores y médicos especialistas coinciden en apuntar que el agua osmotizada -dada su ligereza- se puede suprimir del cuerpo de forma más fácil que otras agua más pesadas. Por consiguiente, el agua osmotizada es la indicada para las personas que tienen cálculos nefríticos ya que ayuda a suprimir las piedras en el riñón.
Cuando hablamos de los avances que se han producido en los últimos tiempos en el campo de la ósmosis inversa doméstica, vale la pena recalcar el esfuerzo que el sector de sistemas de tratamiento de agua ha realizado para progresar no solo la eficacia de filtrado sino también para mejorar su diseño e integrarlo de forma más cómoda y en menos espacio en las cocinas.

1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas (6 votos, media: 4,67 sobre 5)
Cargando…

2 comentarios en “¿Qué es la ósmosis inversa? Tratamiento del agua potable

  1. Buenos días,

    Lo primero de todo quería agradeceros por la información sobre la ósmosis inversa. Pero tengo una duda, ¿es necesario instalar este sistema en hogares donde según la información del gobierno se trata de un agua apta para el consumo sin ningún tipo de riesgos?

  2. buenas, gracias por escribir e divulgar toda la información de vuestro blog, estoy pensando en hacer la instalación de un sistema antical. Me gustaría saber que opináis y si es realmente necesario, vivo en Valencia

Los comentarios están cerrados.